¿Las personas con formación Universitaria viven más?

Fonendo y portátil

Así lo afirma un estudio de la universidad Autónoma de Barcelona

Con datos del Instituto Nacional de Estadística y desde el Centro de Estudios Demográficos, calculan que si a partir de los 30, un hombre tiene estudios superiores, aumenta la esperanza de vida de los 78 hasta los 84. Mientras que las mujeres con el mismo control aumentan de 85 a los 88 años.

Este estudio con datos cruzados sobre alimentación, consumo de sustancias tóxicas, nivel de salud general y nivel académico, hasta ahora, no se había llevado a cabo, al menos hasta publicar estas conclusiones.

Se utiliza la edad de los 30, porque es durante el paso la infancia y juventud que se adquieren y asientan todos los datos “definitivos” de pertenencia un grupo social, e indicadores socioeconómicos en general, incluyendo el poder adquisitivo y el nivel educativo.

Otro dato que señalan los autores del estudio, más importante si cabe, es la calidad de vida que mantienen ambos grupos. Tienden a sufrir más enfermedades tanto mentales como físicas, partiendo de la adquisición de peores hábitos, las personas menos formadas.

También hay una tendencia superior en las muertes por suicidio y accidentes de tráfico. Todo ello en la franja de edades entre los 30 y los 49 años.

Estadística calidad de vida

(Universidad Autónoma de Barcelona INE)

Por otro lado, según el epidemiólogo Manuel Franco, la percepción de las mujeres frente a la calidad de vida es peor para ellas.

Ya que es de suponer que la mayoría de las mujeres son más sufridoras por la carga de responsabilidad familiar y social, estando también más discriminadas en diferentes ámbitos, tanto personales como profesionales.

Otros autores y expertos enfatizan la idea de que las personas con estudios superiores se preocupan más por su historia clínica, por lo que los médicos dicen y por las recomendaciones sobre posibles tratamientos. Consultan más las posibles dudas y tienen mejor comprensión lectora, lo que los mantiene más atentos a situaciones de salud comprometidas.

Y a colación de la educación el dato más relevante y chocante que nos hemos encontrado en el artículo que cita este estudio, trata el ejemplo de los barrios marginales o con menos recursos frente a los barrios ricos o de personas con más poder adquisitivo. Los autores del estudio hablan de que, en el contexto social de un colegio de una zona desfavorecida, el número de tiendas y restaurantes de comida rápida, procesada y/o de bollería industrial, es claramente superior al de una zona rica.

Lo consideran una evidencia de la relación entre la educación y los problemas de salud más habituales en la sociedad derivados de una mala alimentación a medio y largo plazo.

Los datos utilizados en el presente estudio han sido tomados entre el 2017 y el 2019. Si bien ya se ha contrastado, que desde la pandemia esta diferencia entre clases sociales y nivel educativo no ha hecho más que aumentar categóricamente la penalización para la salud de los más desfavorecidos.

Este es un resumen de un artículo visto en El País (Educación) basado en el estudio de «Vivir menos y con peor salud» de Amand Blanes y Sergi Trias-LLimós que puedes ver aquí.

Me parece muy relevante revisar temas que han sido fuente reiterada de debate para nosotros en otros artículos y medios, para recordarlos esta vez, con datos en la mano.

¿Tu qué opinas al respecto? ¿Tiene su lógica? ¿Te parece interesante que la opinión pública sepa de estudios así?

Cualquier comentario es bienvenido y recuerda compartir si te ha gustado 😉

13 comentarios en «¿Las personas con formación Universitaria viven más?»

  1. Esta claro que contra más conocimiento y consciencia se tenga más se hace notar en el bienestar de una vida, después puede haber otros factores que hagan bajar ese estado.Pero siempre es mejor más que menos.

    Responder
  2. Gracias por compartir el artículo, estoy totalmente de acuerdo que no hay las mismas oportunidades para los más pobres aunque tengan mucho interés en superarse, hay mucha impotencia.

    Responder
  3. Hola Fernando
    Claro que me ha gustado y además tienen mucho sentido ya que como dice el artículo las personas de bajos recursos económicos tienen menos hábitos sanos, es una triste realidad.

    Responder
  4. El conocimiento, la cultura te dotan de una mayor capacidad para valorar corrrectamente determinados aspectos de nuestra vida. Desgraciadamente va todo unido a un determinado nivel de renta. Antiguamente el nivel y la exigencia de la educación pública eran un escalón social que permitía una mayor igualdad de oportunidades. Habrá que cambiar nuestros planteamientos educativos, porque se destinan sufientes recursos a la misma paro no se obtienen los resultados del pasado

    Responder

Deja un comentario